jueves, marzo 06, 2014

EL SUEÑO DE MARTINA - Jueves de Teatro de la SCJ

El jueves 6 de marzo del 2014 inició el programa Jueves de Teatro de la Secretaría de Cultura de Jalisco en el Teatro Alarife Martín Casillas con un aforo casi completo de público, entre los cuales se encontraban muchos niños acompañados de adultos y también adolescentes. Una gama muy amplia de público que fue a disfrutar de una obra de teatro completamente gratis.

Es una jugada muy delicada la que hay que hacer para inaugurar un programa así. Los lectores que forman parte del público general, es decir no-teatreros, deben saber que este tipo de programas generan mucha polémica entre los creadores escénicos, porque se dice que disminuyen la cantidad de público que entra a otras obras en temporada y que abarata el profesionalismo.
(En mi opinión, si la obra cuesta mas de 100 pesos y el cine 45, es lógico que una cantidad enorme de gente no vaya. También creo que el profesionalismo no se abarata por aspectos monetarios, sino por falta de rigor.)
Es por ello que se debe andar con mucho cuidado para cumplir cabalmente la obligación que tiene el gobierno de llevar la cultura al público general, una suerte de derecho que el Estado debe garantizar, y al mismo tiempo tener contentos a los creadores escénicos locales.

Parece que la obra elegida para inaugurar tal programa fue El Sueño de Martina, de un grupo de teatro proveniente del Distrito Federal, probablemente para matar dos pájaros de un tiro:
1. Traer un producto de exportación y calidad a la ciudad y 2. Ser imparciales, que no parezca que la SCJ tiene preferencias por algún grupo en especial y evitar malos entendidos.

Con una ruidosa sala casi llena con 552 personas (según el facebook de la compañía, aunque tengo entendido que al foro le caben solo 522, entonces, debieron ser menos), la función dio inicio después de una breve introducción de Álvaro Abitia, funcionario de la SCJ y una breve bienvenida y falsa tercera llamada de Gabriela Escatell, la Coordinadora de Teatro de la SCJ, quienes también dieron la bienvenida al público que veía por el Canal 7 Jalisco.

Escatell subiendo al escenario, la sala llena con menos de 522 personas detrás.

De una de las piernas del escenario, sale uno de los histriones y creadores de la obra. Se sienta y habla directamente al público, mas directamente a los niños y les pide que no se queden con ninguna duda respecto a lo que están viendo, les aclara que es una obra dirigida a su curiosidad y que no se vale quedarse callado. Da la segunda llamada, corrigiendo respetuosamente la tercera ya dada, y nos pone una melodía que cimbra a la audiencia y la apacigua. Tenemos atención.
Luego, sale otro de los creadores, se sienta justo frente a una mesa que tiene una mica arriba de ella, la mica tiene arena esparcida a lo largo y ancho, la obra empieza con algo que Escatell nos comentó al principio, es "cine hecho a mano", es decir, se combinan dibujos hechos sobre la arena con los dedos y otros instrumentos, estos dibujos se proyectan mediante un circuito cerrado de grabación en una pantalla que podemos ver todos. Estos dibujos se hacen en vivo mientras escuchamos mediante el diálogo y la música, toda ella mezclada en vivo. Podemos ver cómo la historia se desarrolla a través de los personajes, también hay títeres y juegos con luces y sombras en escena.
Sin embargo, pasa algo muy extraño y maravilloso, aún con la complicación que resulta explicar cómo era, en escena todo parece muy íntegro y natural, muy bien sincronizado, e incluso parco. Es decir, la técnica no llama la atención sobre nada, sino que es integral con la historia y lo que nos hace sentir.
Es una obra que sobrepasa los límites de creación para el público, es creativa e imaginativa, y lo más importante: conmueve mediante sus elementos. Un gran trabajo de creación artística innovadora.


La caja de arena proyectada y uno de los títeres manipulándola con sus dedos.

La historia es simple, muy simple, pero importante y contada de una manera muy emocionante:
Martina es una niña que vive con su madre, el padre de Martina se ha ido y no sabe cuándo volverá. Ella lo extraña y la madre está resignada a esperarlo.
Entonces, una serpiente muerde a Martina y la reta a ir a buscar a su padre "al otro lado", a donde van los hombres pájaro. Ella se aventurará y se encontrará con obstáculos en su camino: polleros, gigantes y brujas que hacen que uno olvide su identidad.

Los padres de familia entonces podrán complementar la información y contarle a sus hijos lo que no entiendan. Una clara metáfora de lo que es la migración a Estados Unidos para trabajar.

Al final, los creadores, el director Benjamín Barrios y su equipo, se quedan a responder preguntas del público y pasa una cosa increíble y deseable: ¡muchos niños se levantan a preguntar!, se vive un ambiente muy relajado y hasta festivo.
Mas tarde, los que quieren, pueden pasar al escenario a ver y que les expliquen cómo montaron la obra.

El curioso público sobre el escenario, observando el dispositivo.

Al menos para el público, evidentemente arranca con el pie derecho el jueves de teatro, se anotaron un diez con este regalo para toda la ciudadanía de Guadalajara.
Al micrófono, nos exhortan a ver otras obras de teatro en la ciudad, hablan específicamente de Martina y los Hombres Pájaro, una obra hecha en Guadalajara por la compañía Luna Morena Títeres, sobre la misma historia escrita originalmente por Mónica Hoth (si, como el planeta Hoth de Star Wars... no pude evitarlo). "Hay que conocer como se cuenta la misma historia de diferente manera", nos dicen.

Los jueves del mes de marzo estarán las obras Loco Amor Viene, Sensacional de Maricones y Más Pequeños que el Guggenheim. El 13, 20 y 27 de marzo, respectivamente.

El precio: cero pesos.
Con descuento de estudiante: cero pesos.
Y con credencial del INSEN: cero pesos.

Las obras inician alrededor de las ocho de la noche. Se recomienda llegar temprano, entre 7:15 y 7:40, porque se hacen filas largas.



El ambiente de un público contento y satisfecho después de ver una obra artística literalmente no tiene precio y es una excelente iniciativa de generación y motivación de públicos que creo que tendrá efectos en el mediano y largo plazo.
Recordemos siempre que hay muchísima gente que no tiene acceso a la cultura por falta de recursos. Lo primero es comer, y me parece que todos tenemos derecho a disfrutar una buena historia, bien montada.

Me parece que es algo pensado para el bien de todos. Incluso, algunos teatreros locales, de A La Deriva teatro, LotoMachina teatro, entre otros, estaban ahí y parecieron salir contentos con la obra.

También creo que sería una buena idea que la compañía viniera incluso a dar un taller de iluminación y multidisciplina para seguir elevando el capital artístico de la ciudad.

¿Haremos bien en pensar que alguna de las poco menos de 522 personas que fueron al Alarife se animará a ir a ver una de las obras de teatro en la ciudad? En mi opinión, creo que es mejor motivar a esa persona que no hacerlo.

Fotos cortesía del facebook de la compañía invitada: https://www.facebook.com/ElSuenoDeMartina


1 comentario:

  1. No son "Piernas" sino bambalinas, no es INSEN es INAPAM.
    Sugerencia.- Repartir en las taquillas, desde dos horas antes de abrir las puertas boletos de cortesía, si el proyecto prende (que seguramente si pues parece bien manejado) será lamentable y degradante que la gente se quede afuera después de hacer fila durante bastante tiempo. Alguna vez hube de hacer eso, por eso sugiero.

    ResponderEliminar