viernes, febrero 21, 2014

Cine: LOS CHIDOS de Omar Rodríguez López

En septiembre del año pasado, aquejado por una contagiosa enfermedad, fui a la premier de "Los Chidos" en Guadalajara al Cineforo de la UDG.
Tuve que hacerlo porque pensaba que nunca más iba a tener la oportunidad de verla otra vez y porque es un producto local del cual me habían hablado mucho.
Después de ver un trailer interesante, que hacía evidente la aparentemente baja calidad técnica, pero amplio discurso, tono y estilo de la película, supe en ese momento que tenía que ir a verla sin excusa.

Los Chidos se presentará de nuevo en el Cineforo de la UDG del 23 al 25 de febrero a las 4, 6 y 8 de la noche.

La familia González son "Los Chidos", dueños y encargados de una llantera homónima.
Son flojos, sucios, machistas, sumisas, incestuosos, frikis, gays de closet, se la pasan comiendo tacos, todos los días y casi todas las comidas; la receta secreta de la madre de familia.
Con la llegada de un extranjero, un gringo, la dinámica de vida se moverá hacia otro lado. Ahora se volverán gorrones, atenidos y aún mas huevones.
Se verán envueltos en situaciones escandalosas y en líos de faldas, de una forma insoportablemente machista, insoportablemente mexicana.

La película no tiene límites, mas que los económicos.
Se nota que fue hecha con un muy bajo presupuesto, aunque de igual manera logra cualidades fotográficas, de arte, tono y estilo muy interesantes.
No se limita en como trata su tema, de maneras asquerosas, escatológicas y sin censura, con groserías y obscenidades. Con deficiencias técnicas intencionales (la película está en mayor medida doblada), pero totalmente justificadas con las referencias al cine que hace, por ejemplo a Fellini y el cine italiano.
Las actuaciones están igualmente logradas, en tono fársico.
Definitivamente, el que se lleva la película con las carcajadas de la audiencia es Erasmo Rodríguez, (el hombre SIAPA) con sus one-liners y punch-lines.

Paradójicamente, es una película en donde puede notarse la sensibilidad extrema de su director, Omar Rodríguez López, el del grupo Mars Volta, llevándonos a través de ella mediante el escándalo y lo políticamente incorrecto.

Es, de hecho, una película políticamente incorrecta en todos los sentidos. (Tal vez esa fue la razón por la cual nadie la ha querido distribuir, producir o postproducir, ni IMCINE, ni Canana. Nadie.) Y ese es precisamente otro valor que tiene la película: es un trabajo valiente y honesto, al que le importa contar algo mas que ganar reconocimientos.

Es una película que hay que ir a ver, primero, sin niños, y segundo, con una mentalidad abierta a divertirse y dejar que la sensibilidad y discurso de un autor entren de una forma no muy sencilla.
Hay que ir a apreciarla, sin olvidar nunca que es una comedia satírica.

Como puntos negativos, me parece que en algunas escenas, ya avanzada la película, se engolosinaron mucho con la duración de las mismas, o incluso con que salieran. Pudieron haberse cortado algunas cosas en beneficio de la historia (no por recortar lo fuerte y escandaloso), esto hace que pueda cansar un poco, pero en general se recupera y está bien.

Se las recomiendo. ¡Véanla en el Cineforo!, ¡quien sabe cuándo podrán volver a verla! ¡la censura es dura!







1 comentario:

  1. "La arena esta de bote en bote..."

    No acostumbro a "meter mi cuchara" en la sopa de nadie, a menos que esa persona esté sentada conmigo, comentando de frente y con toda la fuerza y la claridad de una conversación en vivo. Pero en ésta ocasión, y dado que evidentemente me interesó el tema, me permito compartirte mi punto de vista. Lo hago como un simple ejercicio de reflexión y ligera contraposición a tus comentarios. Venga pues.

    LOS CHIDOS. Sátira escatológica y vulgar, cargada de chistes simplones, con cierta critica "panfletaria" e ingenua, y deliberadamente provocativa, provocadora, "buscona", diría yo. Con una trama minúscula y simple, abundante en "ocurrencias"; y que terminan siendo más un pretexto para meter la crítica ramplona, la película avanza inexorablemente, pero no progresa. Con un ritmo vertiginoso y sin contemplaciones, la estructura intenta formalmente emular el ritmo de las películas corales.

    De emociones insípidas y fugases; vulgares casi siempre y superfluas, la historia está salpicada de música (lo mejor de la propuesta), pero por momentos se agota en su repetición de temas. Uso y variedad de planos, composición, movimientos de cámara y foto, bien, técnicamente correctos.

    Seguro hace reír, entreteniendo al más simple de los humores y al más ácido y ramplón de los espectadores.

    P.D. Dejo mi comentario firmado como "Anónimo", pues considero que la mentada libertad de expresión tan vapuleada en internet, no siempre crea foros de discusión, ni espacios de reflexión, sino que suelen convertirse en un ring (métele la willson, métele la neldson, la quebradora y el tirabuzón) de orgía de opiniones, ataques estúpidos y bisoños, donde cualquier mequetrefe armado con dos tres filosofías baratas sacadas de Wikipedia (en el mejor de los caso, por cierto), se pone a discutir de manera airada y sin argumentos validos y honestos, sobre cualquier tema. Pero eso sí, siempre blandiendo la bendita libertad de expresión. Lamentablemente, como ya he sufrido los insultos de más de un mequetrefe, prefiero evitarme el derrame biliar.

    Por supuesto, no hay ninguna alusión a tu persona, Mauricio, de lo contrario no me hubiera tomado el tiempo para leer tu nota y escribir estas líneas.

    Abrazos. Seguiré atento a tu muro.

    "Y la gente comenzaba a gritar, se sentía enardecida de verdad.. , quítale el candado, pícale los ojos, jala de los pelos, sácalo del ring"

    ResponderEliminar